Ropa para yoga llega a México

Publicada en Publicada en FASHION

La empresa tailandesa Pantalones Thai, llega a México. La historia de Pantalones Thai empezó en un viaje a Tailandia en 2014. El equipo de jóvenes amigos se encantó por el país, por sus tradiciones y por su gente y decidió exportar no solo la forma de vestir de allí, si no que toda su cultura y belleza. “Tailandia es un país que enamora; está lleno de vida, de buenas personas y tiene mucho que ofrecer al resto del mundo”, comenta Larose, su fundador. “México también tiene mucho de ese estilo de vida y por eso queremos aterrizar también aquí y poder unir de alguna forma estos dos gigantes con tantas cosas en común”, completa.

La marca fabrica sus pantalones de manera artesanal en zonas rurales del país asiático, utilizando materiales veganos y propagando filosofías como el comercio justo y las relaciones más humanas. Además, mantienen su cuidadosa producción controlada para certificar el uso responsable de los recursos naturales, garantizar la satisfacción de sus trabajadores y, claro, atender a la demanda y exigencia de sus clientes. En Brasil, la marca participa en la iniciativa “Site Sustentável” (Sitio sustentable, en traducción libre) para reducción de su huella de carbono, promoviendo la plantación de árboles en la selva atlántica brasileña.

Proceso de producción

Las piezas son diseñadas y producidas por artesanos locales y tanto las telas como los patrones y estampados son elegidos por ellos, según sus referencias culturales, espirituales, siguiendo las tradiciones asiáticas y la propia historia tailandesa, adaptándose claro a un estilo más moderno y actual.

Todos los artesanos son independientes y trabajan en Chiang Mai, ciudad ubicada en zona montañosa, a 800 km de Bangkok, y considerada la capital espiritual del país. Los equipos de producción se componen de estilistas y costureras y cada uno de los pantalones producidos está hecho totalmente a mano, pieza por pieza. Cada uno de los cuatro estilistas trabaja con un reducido equipo de costureras en áreas rurales del país, que plasman sus diseños y estampados en sus telas 100% algodón o de algodón rayón.

“Queremos mantener el proceso artesanal, respetando la identidad tailandesa, su gente y sus recursos, al final, la ropa representa un estilo de vida y el objetivo de nuestra tienda es llevar el estilo del pueblo tailandés, considerado uno de los más felices del mundo, a todos los otros países en los que estamos presentes”, explica el fundador.

Para lograr mantener sus principios y atender a la demanda de sus clientes sin perder la calidad de sus piezas o subir los precios, la empresa ha decidido no trabajar con intermediarios y a cambio se encarga de todo el proceso, desde la producción hasta la entrega de los pedidos, pasando por la atención al cliente y el marketing. Además, en cada país en el que se establece, contrata profesionales locales para llevar a cabo tareas de las más variadas, en los departamentos de contenido, comunicación, relación con el cliente, entre otros.

Ofrecen 16 colecciones para hombres y mujeres. El pantalón pescador, por ejemplo, hace referencia a los hombres que salían en sus barcos a pescar y llevaban ropa ligera y cómoda. Los modelos están hechos para permitir el movimiento y por eso son muy utilizados por practicantes de yoga y meditación, bailarines, terapeutas y todos los que quieran mantener la comodidad sin perder el estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *